Frank Hayes. El dulce beso de la muerte.

No tenía que subir a ese caballo. Ni tan siquiera era jockey. Era un chico de los establos que encontró la gloria y la desgracia en el mismo momento. Un giro del destino provocó una fatalidad sin vuelta atrás. Su sueño era ser jockey de carreras y, con ese objetivo, pasaba más tiempo en los […]

Seguir leyendo