eric reid - colin kaepernick by marcio jose sanchez

Nuestro primer ‘Outsider’ sacrificó su vida deportiva por una convicción. Y ahí sigue. Sin equipo. Ahora recauda fondos entre famosos para el activismo social

¿Por qué es un ‘Outsider’?

Colin Kaepernick desafió el sistema con el simple gesto de poner una rodilla en el suelo mientras se escuchaba el himno nacional estadounidense en un partido de pretemporada en septiembre de 2016. Su protesta fue por la muerte de jóvenes negros a manos de la policía. En la plenitud de su vida deportiva, el quarterback de los San Francisco 49ers., reforzó su acto con las declaraciones posteriores: “Para mí, esto supera al fútbol americano, y sería egoísta mirar hacia otro lado“. Ahí empezó todo. Arrancó un programa de activismo político que ha tenido más repercusión que un pase de touchdown. Ahora se dedica a recaudar fondos para organizaciones que defiendan los derechos civiles y a fundar una organización, “Know Your Rights”, que mediante conferencias quiere empoderar a los jóvenes para que sepan cuáles son sus derechos. Mientras, se ha seguido entrenando por su cuenta puesto que ningún equipo de la NFL quiere contratarle aún teniendo 32 años y para una posición en la que fue bueno y no tiene el desgaste de otras.

“Believe in something. Even it means sacrificing everything”

Apartado de la competición cuando rescindió el contrato con los 49ers. a primeros de marzo de 2017 y sin ningún equipo que quisiera cargar con la responsabilidad de contratarle, en septiembre de 2018 volvió para dejar clara su postura. Nike lanzó la campaña del 30 aniversario del “Just do it” y escogió a Kaepernick para reforzar su imagen. Con el slogan “Believe in something. Even it means sacrificing everything” (“Cree en algo. Aunque esto signifique sacrificarlo todo“), puso la cara del jugador de fútbol americano junto a la de otros deportistas como Serena Williams o LeBron James. En el anuncio reclama implicación más allá del deporte para que cada uno defienda sus ideas. Sus detractores, entre ellos el presidente Donald Trump, no tardaron en expresar su desaprobación hacia Nike principalmente por dar voz a Kaepernick.

Perfil de Colin Kaepernick

Hijo de una mujer blanca y un hombre negro fue dado en adopción a una familia blanca que ya tenía dos hermanos y que había perdido dos hijos más por problemas de corazón. Jugó en los San Francisco 49ers. de 2011 a 2016. Colabora económicamente con ‘Camp Taylor’, una organización para niños con enfermedades congénitas del corazón.

Además puso en marcha una misión: recaudar un millón de dólares de otros deportistas como Stephen Curry, Serena Williams o Kobe Bryant y famosos como Alicia Keys, Usher o Snoop Dogg en lo que llamó “Million Dollar Pledge” (“El compromiso del millón de dólares”). Él mismo aportó varias cantidades para sufragar actividades de 37 organizaciones entre las que figuran Assata’s Daughters, Standing Rock o United We Dream. Cuando terminó la misión organizó el ’10FOR10′: diez amigos donarían 10.000 dólares y él aportaría 10.000 más para la organización que escogiese el amigo. Y sigue recaudando en el ’10FOR10 Encore’.

A contracorriente

Puedes protestar, realizar actos a través de las redes sociales, manifestarte y hasta hacer declaraciones de forma vehemente y recurrente, pero nunca se te ocurra cuestionar el sistema, por mal que vaya o por reiterativos que sean los errores que comete. Recibirás todo el peso de las desaprobaciones y las fuerzas ocultas conspirarán para presentarte como el que desea reventar la estructura mental de lo establecido.

La semilla del mensaje caló más hondo de lo que supuso en septiembre de 2016 con el simple gesto de arrodillarse mientras sonaba el himno nacional estadounidense. Colin Kaepernick se añade a la lista de atletas que, abrumados por los acontecimientos, deciden posicionarse y mostrar su enfado en una cancha sabedores de que están ante millones de espectadores y de que su mensaje llegará.

¿Que le diferencia de otros deportistas que también protestaron?

Antes del jugador de los San Francisco 49ers., otros deportistas ya habían realizado actos similares. Famoso es el gesto de John Carlos y Tommie Smith en el podio de México’68 con el puño alzado, o la salida al campo de los cinco jugadores de los Rams de St. Louis con los brazos alzados el 30 de noviembre de 2014 recordando el lema que se escuchó en las calles después de que un policía disparase a un chico negro con los brazos en alto al grito de “Hands up, don’t shoot”, o la protesta de los jugadores de Miami Heat con LeBron James al frente después del asesinato por un vigilante de seguridad de un joven negro cuando intentaba entrar en su casa.

La diferencia con el caso de Kaepernick es la fuerza que pueden representar esos actos. Si ya hay en la calle un caldo de cultivo que potencie las protestas, es peligroso. Si el acto se queda en una mera acción puntual, no pasa nada. Algunos de los anteriores mostraron su protesta ante actos que consideraban de injusticia fuera de un terreno de juego y sin mezclar la bandera o el himno nacional con su reivindicación. En este caso, Kaepernick añadió que no se sentía representado por el himno de un país que persigue y estigmatiza una parte de la población, sean negros, latinos o mujeres.

Esa semilla fructificó. La futbolista Megan Rapinoe siguió su ejemplo y se arrodilló durante la interpretación del himno nacional el 16 de septiembre de 2017 en el partido EE.UU.-Tailandia.

En las recientes celebraciones de la selección de fútbol femenina de Estados Unidos después de la consecución del título mundial por cuarta vez en 2019, Rapinoe lanzó un claro mensaje feminista ante la igualdad de salarios entre hombres y mujeres y por el amor libre entre personas del mismo sexo.

Repercusiones

Colin Kaepernick en la defensa de la comunidad negra, Megan Rapinoe en la defensa de los derechos gays y de las mujeres. Todavía no hay constancia de un atleta latino que se posicione en el activismo social pero está Alexandra Ocasio-Cortez, joven congresista de familia puertorriqueña, en defensa de la minoría latina. Y es año de elecciones con un Donald Trump todavía más combativo que nunca hacia todo lo que cuestione el sistema americano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *