Laurent Duvernay-Tardif

Tomó la decisión de no jugar la temporada 2020 para trabajar de médico en primera línea contra la pandemia.

La función de Laurent Duvernay-Tardif (‘guard‘) en el equipo ofensivo de los Kansas City Chiefs es la de proteger al ‘quarterback‘ para que pueda lanzar el óvalo en las mejores condiciones posibles y que sea recibido por un ‘running back‘ para avanzar unas yardas o anotar un ‘touchdown‘.

Ahora, su cometido no será visto por millones de espectadores como lo fue en la última Super Bowl. Su objetivo para la temporada 2020 es la de luchar junto al personal médico de un hospital de su ciudad natal contra la terrible pandemia que azota el mundo. Como doctor.

Parafraseando el discurso motivacional que dirige Al Pacino, en el rol de entrenador, a sus jugadores en la película ‘Un domingo cualquiera‘, Laurent Duvernay-Tardif podría suscribir cada palabra del célebre actor:

“O nos curamos como equipo o nos desmoronamos. Jugada a jugada, pulgada a pulgada, hasta el final. Ahora estamos en el infierno, caballeros. Creedme. Y, o nos quedamos aquí dejándonos machacar o luchamos por volver a la luz…Descubres que la vida es cuestión de pulgadas. Así es el fútbol. Porque en cada partido, la vida o el fútbol, el margen de error, es muy pequeño. Medio segundo más rápido o más lento y no llegas a cogerla, medio segundo más rápido o más lento y no llegas a pasarla”.

Duvernay-Tardif, en su etapa deportiva, escogió estar en la primera línea para defender la figura más preciada del fútbol americano. Ahora ha decidido defender el valor más preciado de la humanidad.

Laurent Duvernay-Tardif, en una acción protegiendo al ‘quarterback’.
Foto: AP/Rick Scuteri

¿Por qué es un ‘Outsider’?

Renunciar a toda una temporada tras coronarse como campeón de la liga de fútbol americano con los Kansas City Chiefs el pasado febrero y pasar a luchar codo con codo con el personal médico, es ir a contracorriente. Laurent es digno de estar entre los elegidos que han cambiado la historia del mundo del deporte.

En toda la historia de la NFL (la liga profesional de fútbol americano de Estados Unidos) solamente cuatro exjugadores han ejercido de médicos al terminar sus carreras deportivas. Pero ninguno la dejó temporalmente para dedicarse a la medicina.

Laurent muestra orgulloso su título.

Duvernay-Tardif sintió la necesidad de hacer un paso al frente. Doctor en medicina y en cirugía por la Universidad de Medicina McGill desde 2018, en abril de 2020 y con la pandemia azotando en todo el mundo, se presentó voluntario en un centro de cuidados de larga duración en Montreal, su ciudad. Durante nueve semanas estuvo haciendo análisis de sangre, dispensó medicamentos y atendió a pacientes de edad avanzada.

El 24 de julio de 2020 anunciaba via Twitter que había llegado a un acuerdo con los Kansas City Chiefs para renunciar a jugar la temporada 2020 y poder dedicarse plenamente durante un año a ayudar en el hospital.

“Esta es una de las decisiones más difíciles que he tenido que tomar en mi vida, pero debo seguir mis convicciones y hacer lo que creo es lo correcto para mí personalmente. Es por ello que he decidido tomar la opción de suspender mi contrato, negociar con la liga y la NFLPA (NFL Players Association) y no jugar la temporada 2020 de la NFL”.

Duvernay-Tardif se proclamó campeón de la Super Bowl LIV al derrotar a los San Francisco 49ers.

Renunciar a un contrato millonario

Laurent Duvernay-Tardif firmó un contrato en 2014 con los Kansas City Chiefs después de ser escogido en el Draft en la sexta ronda. Fue el décimo jugador en la historia de la NFL seleccionado por un equipo profesional procedente de una universidad de Canadá. El contrato, por cuatro años, tenía un montante de 1.930.000 euros de sueldo por año además de un bonus de firma de 82.000 euros.

En 2017 renovó el contrato con los KCC para cinco años más a razón de 35 millones de euros que incluía 16 millones de euros de garantía y un bonus de firma de 8’5 millones de euros. Ahora su sueldo pasará a poco más de 100.000 euros al año.

Con estas cifras en su cuenta corriente del banco, en la cúspide de su carrera deportiva con 32 años sintiéndose una pieza clave en el esquema del equipo, a Duvernay-Tardif podía haberle costado renunciar a su mundo de entrenos, partidos y burbujas especiales para los jugadores. Pero el juramento hipocrático personal que internamente pronunció en 2018 cuando se sacó el doctorado debía acarrear las consecuencias humanitarias pertinentes. Y ser consecuente con sus estudios de medicina.

“Sé que soy un privilegiado. No he perdido mi trabajo. No tengo tres niños en casa ni tengo que organizar videoconferencias para que no pierdan ningún día de escuela. Tengo muchos amigos que atraviesan momentos difíciles, muchos son compañeros médicos con los que estudié. Tengo amigos que trabajan en las UCIs. Muchos están en primera línea, dándolo todo para protegernos. Así que, cuando llegó la pandemia, me pregunté cómo podía ayudar”.

En su nueva ocupación, Laurent se implicó para ayudar en un hospital de Montreal. Foto: Instagram Laurent Duvernay-Tardif

La decisión implicaba renunciar también a su tranquila vida en las afueras de la ciudad. Alquiló un piso para él solo para hacer la descompresión después de un día de trabajo. Lo que vio en el hospital las primeras semanas le afectaron. El apartamento era una zona de transición donde se duchaba, se cambiaba de ropa antes de volver a su casa con su novia Florence y oxigenarse mentalmente. Confiesa que al principio “rompía a llorar y me preguntaba cosas como si lo que hacía servía de algo“. Decidió enfocar sus pensamientos positivos sobre los compañeros, con todos los sacrificios que hacían, con quien compartía cada día, olvidando los momentos negativos. Escogió implicarse más en la conexión con pacientes forjando vínculos puesto que se encontraban lejos de sus familias.

Apoyo total del club y de la afición

Su anuncio en las redes sociales vino acompañada por una ola de solidaridad en todo el mundo del deporte. Pero sobre todo, de los Kansas City Chiefs. Empezando por el entrenador, el legendario Andy Reid. Laurent reconoció que no quería convencer a nadie que siguiera sus pasos ni suspender la liga. “No puedo ignorar mi vida en la medicina“, dijo.

El club acordó congelar su puesto en el equipo, sustituirle por otro fichaje y esperarle un año. Su ‘quarterback’, Patrick Mahomes, el jugador mejor pagado del deporte estadounidense en la actualidad con unas cifras mareantes para cualquier mortal, recibió la noticia con agrado aún pena de perder uno de sus mejores protectores en el terreno de juego. Las declaraciones posteriores al anuncio de Laurent ayudaron a éste a convencerse que el paso que estaba dando era correcto.

Campeón con Kansas City Chiefs, Duvernay-Tardif ha renunciado a participar en la temporada 2020 para ponerse en primera línea en la lucha contra el Covid-19

La afición que celebró por las calles de Kansas la consecución del título pacientemente esperado durante 50 años entendió la posición de uno de sus mejores jugadores. Era el momento de ganar cada pulgada hombro con hombro y ahora tocaba hacerlo en un hospital.

Laurent Duvernay-Tardif mira ahora hacia atrás y recuerda como a mediados de febrero la ciudad se echó a la calle a celebrar el título sin ninguna medida de seguridad, ni distancia ni mascarillas, inconscientes de lo que vendría. Ahora, ha empezado un curso online en la Escuela de Salud Pública TH Chan en la Universidad de Harvard sobre bioestadística y epidemiología. Es su entreno diario para mejorar en su profesión, la que dedicará el resto de su vida.

Portada de Sports Illustrated. Obra de Alexis Franklin. Foto: SI

Portada de Sports Illustrated

La decisión de no incorporarse a la disciplina de su club durante un año para trabajar en un hospital se ha visto en parte recompensada al ser escogido junto a LeBron James, Naomi Osaka, Patrick Mahomes y Breanna Stewart como ‘Deportistas del Año‘. Todos ellos han sido campeones en sus respectivas competiciones y han utilizado sus victorias y su proyección mediática para realizar activismo social. A todos ellos se les ha premiado con una portada en la prestigiosa revista por su enorme implicación en la defensa de la minoría negra de Estados Unidos.

LeBron James lideró los actos en solidaridad con el movimiento ‘Black Lives Matter‘ en la burbuja de Orlando cuando se supo el brutal asesinato de George Floyd. El historial de implicación de ‘King’ James con el movimiento civil de defensa de los afroamericanos arranca muchos años antes, cuando defendía la camiseta de los Heat de Miami junto a Dwyane Wade.

Breanna Stewart, jugadora del equipo de baloncesto de la WNBA Seattle Storm es quizás la elección más controvertida puesto que en algunos foros se ha criticado a la revista por escoger a una mujer blanca. Stewart, pareja de la jugadora de baloncesto de la selección española Marta Xargay, lideró el vestuario en la campaña ‘Say Her Name Campaign‘ en la muerte de Breonna Taylor durante una redada de la policía. Stewart lució unas zapatillas con el slogan de la campaña.

Naomi Osaka, tenista y número 3 del mundo, durante el US Open en el que consiguió levantar el título, llevó cada día de partido una mascarilla con el nombre de cada ciudadano negro muerto a manos de un policía blanco: Breonna Taylor, Elijah McClain, George Floyd, Ahmaud Arbery, Trayvon Martin, Philando y Castile Tamir Rice. Se alzaron algunas voces reclamando que debería centrarse más en el tenis: venció el Gran Slam y calló todas la bocas.

Y finalmente, Patrick Mahomes, ‘quarterback‘ de los Kansas City Chiefs financió la instalación de puestos de votación en las pasadas elecciones a la presidencia de Estados Unidos. La comunidad negra es una de las más reticentes a votar: deben pedir un día de fiesta con la consecuente reducción de su salario. Se implicó en convencer a sus conciudadanos negros que no dejasen pasar la oportunidad de participar en las elecciones.

Los cinco galardonados por su activismo social. Foto: SI

Fundació LDT

Laurent Duvernay-Tardif creó una fundación para la promoción del deporte en jóvenes y estilos de vida saludables a través de la alimentación. A colaborado con diferentes organizaciones benéficas con el objetivo de llevar su idea de deporte+buena alimentación=salud. En 2016 reunió a 150 estudiantes de tres escuelas primarias de Montreal en el Estadio Percival Molson para explicar los beneficios de hacer deporte.

Mientras, ‘Doc’ (como le llaman sus compañeros en KCC) sigue luchando en la primera línea contra el Covid-19 esperando que su vuelta a los terrenos de juego en 2021 signifique que la pandemia está controlada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *