Lu Fornés Burnell: «Estamos lejos de que una persona transgénero llegue a la selección»

Lu Fornés Burnell

Numerosos casos de personas transgénero en el deporte rompen los esquemas de los estamentos internacionales. Todavía queda mucho camino por recorrer.

Lu es una mujer transgénero mallorquina de 18 años que tuvo la valentía de transicionar de chico a chica asumiendo todos los cambios psicológicos y físicos que comporta reconocerse transgénero, donde la identidad de género (sentirse mujer) no coincide con la asignación del sexo con el que se nace (hombre). Un excelente reportaje de Íñigo Corral en ‘La Información’, nos ponía sobre la pista de Lu y hemos querido profundizar un poco más realizándole una entrevista.

Lu practica el rugby desde los 11 años y ha jugado en las categorías inferiores del club de rugby El Toro, en Calvià, Mallorca. Desde los 14 años jugó con el equipo mixto hasta que a los 16 cuando pasó a formar parte del equipo exclusivamente femenino después que a los 15 se percatara que los cambios físicos y psicológicos que estaba notando no cuadrasen con su manera de entenderse a sí misma. Ahora, debido al confinamiento por el Covid-19 que está asolando el mundo, se ha incorporado al Toro mientras sigue su formación académica a distancia. Estudia Bioquímica e Investigación de fármacos en la Universidad de Dundee, en Escocia. Aunque es una carrera que le mantiene ocupada la mayoría del tiempo no quiso dejar el rugby los tres meses que pasó en Escocia (de octubre a diciembre de 2020) y se enroló en dos equipos a la vez: en el equipo de la Universidad y el Dundee Rugby Valkyries, donde ha sido plenamente aceptada en ambos.

“Hay chicas tan altas y fuertes como yo en la plantilla y nadie se ha planteado que mi equipo tenga una ventaja extra”Lu Fornés Burnell

Está previsto que la federación balear permita en las próximas semanas que se empiecen a disputar competiciones. Empezando por el rugby a 7 a modo de exhibición para pasar después a la competición de rugby a 15. Cada federación regional tiene el poder para convocar o desconvocar competiciones regionales y la mayoría han optado por cancelarlas desde septiembre de 2020.

Lu Fornés Burnell, defendiendo la camiseta de El Toro, es una pieza clave en el equipo.
Foto: Courtesy Lu Fornés Burnell /Alfons M.

Los que llevamos cierto tiempo en la información de deportes sabemos que la actividad física amateur o profesional es un catalizador de deseos, anhelos y frustraciones y, a menudo, de envidias y reticencias. Más aún cuando se practica en grupo. El rechazo a alguien del equipo por cómo viste, opina o camina es habitual y lo normal ha sido, es y seguirá siendo esconder esas preferencias personales. Aún así, existen personas valientes, que necesitan encarar las situaciones para vencerlas, sin miedo al que dirán.

Alba Noa (fila de abajo, primera a la izquierda)

La World Rugby, el máximo organismo mundial que regula las decisiones de este deporte, se ha posicionado muy claramente en contra de la inclusión de mujeres trans en equipos que disputen torneos internacionales auspiciados por ellos. Un efecto en cadena provoca que las federaciones nacionales secundan esa misma decisión dejando a muchas trans fuera de las selecciones nacionales. Le ocurrió a Alba Noa (26 años), atleta trans del Rugby Club Majadahonda, que juega desde hace 6 años en la Primera División Femenina. Explicaba Noa en una excelente entrevista de Fermín de la Calle para ‘El Confidencial’ que “si la FER (Fed. Esp. De Rugby) secunda la decisión de World Rugby, me despediré de mi sueño de jugar con las Leonas. Además no podré jugar en División de Honor y la verdad, después de las lesiones que he sufrido, volver a categoría regional me haría plantearme dejar el rugby. El problema es que yo estudio en una Universidad privada con una beca de deportista que perdería y echaría abajo el 90% de mi vida actual”.  Dentro de cada país, cada federación regional que organiza su competición tiene plena potestad para decidir si en su federación se aceptan trans en los equipos regionales.

Lu se dispone a chutar el balón ovalado durante un partido con El Toro.
Foto: Courtesy Lu Fornés Burnell

Cada vez más personas transgénero ocupan espacios de nuestra sociedad como la doctora Rachel Levine como subsecretaria de salud propuesta por Joe Biden, recién escogido presidente de los Estados Unidos o la responsable de Administraciones Públicas del gobierno belga, Petra de Sutter.

En el ámbito del deporte tenemos los casos que ya destacamos en el capítulo de Outsiders sobre ‘Renée Richards, la transexual que abrió el camino a Rachel McKinnon y Charlie Martin’. Desde todos los ámbitos, el colectivo LGTBI sigue la lucha por visualizar y normalizar a los atletas transgénero para que no tengan que esconder su sexualidad y puedan competir en todos los niveles, desde el amateur hasta los Juegos Olímpicos.

Mara Gómez ha sido admitida para jugar en primera división argentina

Recientemente, la Asociación de Fútbol Argentino (AFA) autorizó a Mara Gómez a inscribirse en el equipo de la primera división de fútbol femenino de Argentina, el Villa San Carlos. No fue la primera. En 2017 la Confederación Argentina de Hockey permitió a Jéssica Millamán incorporarse a un equipo femenino. Pero el fútbol es sagrado en Argentina y los elogios y los reproches se han sucedido día sí y día también.

Le preguntamos a Lu cómo ha asimilado su cambio, cuales han sido sus apoyos y cuales son sus objetivos profesionales y deportivos porque nos interesa que su ejemplo abra las mentes de los estamentos deportivos reticentes. Pero lo que realmente puede transformar nuestra sociedad es que se acepte y se ayude a dar el paso a otros que no se atreven a mostrarse como les gustaría ser.

Lu empezó a destacar en el rugby jugando en el equipo mixto.
Foto: Courtesy Lu Fornés Burnell
  • Llevas en la sangre por parte de tu abuelo materno el rugby ya que jugó en la isla norte de Nueva Zelanda. ¿Cómo llegaste a este deporte?
     Jugamos en educación física, y me gustó. Además, el profesor era el entrenador del equipo del colegio.
  • ¿Tuviste algún problema para inscribirte como trans en la federación balear?
    Problemas no me pusieron, simplemente fue un proceso burocrático que tardó lo suyo. De hecho, tuve bastante apoyo por parte de la federación balear.
  • A nivel personal, ¿tuviste sentimientos contrapuestos en el momento de decidir dejar de ser quien eras y pasar a ser Lu?
    Tuve mucho miedo a perder el apoyo de mi familia y mis amigos. En realidad este se reforzó.

«Tener el apoyo absoluto de mi club me ayudó a hacer la transición»

  • ¿Influyó positivamente practicar rugby en tu transición? ¿Cómo lo vieron en el club?
     Sí, al tener el apoyo absoluto del club, sabía que siempre tendría esa “familia” a la que recurrir, además de la mía.
El club Toro de Calvià le dio todo el apoyo a Lu Fornés donde se sintió muy a gusto. Foto: Courtesy Lu Fornés Burnell
  • ¿Y en casa? ¿Cómo aceptaron tus familiares este cambio tan personal?
    Al principio les costó, simplemente porque no se lo esperaban. Pero en seguida me aceptaron.
  • El primer apoyo lo recibiste de tu familia. ¿Has recibido otros de compañeros con quien jugaste en El Toro de Calvià en Mallorca?
    Sí, tanto el club, como los entrenadores, como compañeros/as de equipo me dieron un apoyo completo.
  • ¿Lo de escoger Escocia fue por el rugby, el tiempo o los estudios?
    Los estudios, pero a la hora de elegir las universidades a las que apliqué en Escocia, el rugby fue uno de los aspectos más importantes.
  • ¿Cómo te recibieron en el Dundee Rugby Valkyries?
    Muy bien, la capitana me dijo en seguida que manejarían cualquier aspecto administrativo que tuviese que ver con mi género.
  • ¿En que posición juegas y que valoras de este deporte?
    Me usan para tapar agujeros, pero en Escocia estaba entrenando de flanker (6). Desde que empecé a jugar, probablemente he jugado más de ala.

«En los estamentos deportivos hay mucha gente que no nos acepta, y en el caso del rugby, siguen vendiéndose como equipos inclusivos y no como equipos femeninos».

  • ¿Cómo ves la incorporación de mujeres trans en el deporte? ¿Nos queda mucho camino por recorrer para convencer a los estamentos deportivos?
    Queda mucho camino por recorrer. Las acciones por World Rugby, AFL (Australian Football League) y algunos estados en EEUU lo demuestran. En los estamentos deportivos hay mucha gente que no nos acepta, y en el caso del rugby, sigue vendiéndose como un deporte inclusivo.
  • ¿Tu objetivo deportivo es llegar a debutar con la femenina absoluta? ¿Crees que en la federación están por la labor de permitir que una persona trans sea admitida en el equipo femenino?
    Me encantaría poder llegar a ese nivel. Actualmente estoy muy lejos de ello, pero es un sueño. Creo que en el caso de la federación, no lo sabremos hasta que llegue alguien. A mí no me pusieron problemas para jugar, pero de allí a que una mujer trans represente al país hay mucho camino.
Foto: Courtesy Lu Fornés Burnell
  • ¿Crees que puedes servir de ejemplo para que otros jóvenes den el paso?
    En cierto aspecto no. La transición me ha hecho mucho más feliz, eso en si mismo debería animar a la gente que esté dudando en qué hacer. Pero también he tenido la suerte de estar en un ambiente muy inclusivo, y no he tenido que superar las dificultades que sufre gran parte de la gente que sale del armario.
  • ¿Qué les aconsejarías que hiciesen?
    Siempre hacer todo desde la seguridad. Si no estás en una situación segura, hay que encontrarla, porque sino es difícil ser uno mismo sin miedo al reproche.
  • ¿Te has sentido incómoda en alguna ocasión en un terreno de juego?
    No, al menos no por ser trans. Las veces que he estado incómoda en el campo ha sido por haber cometido fallos y no manejar bien la frustración.
Lu Fornés nunca se ha sentido incómoda en un terreno de juego por su condición de transgénero. Foto: Courtesy Lu Fornés Burnell

«En el caso deportivo, sí que tuve que cumplir con un límite de bajada de testosterona»

  • ¿Cuál ha sido el proceso hormonal que has tenido que seguir? ¿Has tenido que bajar el nivel de testosterona?
    Sí, simplemente por cómo suele funcionar el tratamiento hormonal, se busca reducir el nivel de testosterona. Mi médico no buscaba un número exacto, pero en el caso deportivo, sí que tuve que cumplir con un límite.
  • ¿Te sientes satisfecha con el paso que has dado?
    Mucho, hubo muchos momentos en los que pensé que no llegaría donde he llegado.
  • Si miras atrás en estos tres últimos años, ¿con qué cosas te quedas?
    Las amistades y el apoyo que he tenido. Tanto mi familia, como compañeras de equipo, como amigos. El apoyo que he tenido es increíble, y lo significa todo para mí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Historias en 50 segundos - Jimmy Hasty
Historias en 50 segundos - Randy Lanier
Historias en 50 segundos – Gino Bartali
Historias en 50 segundos – Deepika Kumari
Historias en 50 segundos – Beryl Swain
Historias en 50 segundos – Jean Maggi
Historias en 50 segundos – Shavarsh Karapetyan
Historias en 50 segundos – Aitor Francesena ‘Gallo’
Historias en 50 segundos – Christy Martin
Historias en 50 segundos – Chris Nikic
Historias en 50 segundos – Wakanoho Toshinori
Historias en 50 segundos – Eddie ‘The Eagle’
Historias en 50 segundos – ‘Baggio’ Husidic
Historias en 50 segundos – Judit Polgár
Historias en 50 segundos – Mo Johnston
Historias en 50 segundos – Laurent Duvernay-Tardif
Historias en 50 segundos – Douae Ouboukir
Historias en 50 segundos – Dale Vince
Historias en 50 segundos – Team Hoyt
Historias en 50 segundos - Los Fantoni
Historias en 50 segundos - Mauro Prosperi
Historias en 50 segundos - Rustam Nabiev

error

Si te ha gustado, ¡comparte esta increíble historia!