Maïva Hamadouche. ‘El Veneno’ boxea en las calles de París

Maïva Hamadouche

Seis veces campeona de la FIB y olímpica en Tokio’20, trabaja en la Brigada de Seguridad e Intervención desde 2014 y boxea desde los 14 años para llegar a París 2024

Este es un deporte eminentemente masculino y Maïva Hamadouche (Albi, 4/11/1989) sabe que el respeto se gana con golpes y ganchos. Coronada por primera vez en peso súper pluma en noviembre de 2016 bajo los auspicios de la FIB (una de las cuatro federaciones internacionales con la AMB, el CMB y la OMB), ha mantenido el título durante seis años. Y aunque dice que “los chicos no pueden soportar ser dominados por una mujer en un ring”, Maïva ya se ha ganado el respeto de los otros boxeadores con sus títulos.

Descubre más historias de atletas que han ido a contracorriente, que han roto los esquemas o que han superado los obstáculos de la vida a través del deporte

¿Por qué es una ‘Outsider’?

Con 1’63 de altura y unos 59’5 kg de peso, hace 13 años que Hamadouche viste el uniforme de la policía y desde 2014 está en el grupo de seguridad e intervención en los barrios más problemáticos de la capital francesa.

Originaria de la región del TarnMaïva fue una niña temperamental y reconoce que, aunque era buen estudiante “tenía algunos problemas de conducta”. Criada por una madre soltera con cuatro hermanas y un hermano, primero intentó canalizar su energía en los campos de fútbol: “No me iba muy bien, tenía problemas para entender un deporte que se juega en equipo”.

A los 14, pasó por delante de un club de boxeo y se preguntó “¿Porque no?”. Allí conoció a su primer entrenador, Fabrice Cavard, que se convierte en un ‘padre sustituto‘. Cuenta que durante su infancia “me faltaban límites, puntos de referencia. Me eduqué a través del boxeo”. Se fue de casa a los 17 tras acabar el bachillerato, quiso estudiar Derecho, pero el precio de la matrícula y las horas que debía dedicar a estudiar sin poder trabajar, hicieron que cambiara la toga por la acción y la adrenalina en la comisaría de Rouen en 2009.

Maïva Hamadouche es policía de ‘Sécurisation et d’Intervention’ de París, oficio que compagina con ser boxeadora. Foto Courtesy Instagram Maïva Hamadouche

En los barrios más conflictivos

Después de pasar dos años en la comisaría de policía de Asnières-sur-Seine, se unió al grupo de ‘Sécurisation et d’Intervention’ de París. “Nos enfrentamos a la inseguridad y la delincuencia todos los días, en los complicados barrios de París XVIII, XIX, XX. No es fácil”. Reconoce que “por ahora, el boxeo es una prioridad aunque, cuando estoy de servicio no pienso en los riesgos de lesionarme y no poder competir. Hago lo que tengo que hacer y mis compañeros saben como soy”.

Estilo ofensivo, agresivo y frontal

La atleta se beneficia de días de disponibilidad para su preparación física. La mayoría de las veces su turno comienza a las 14:30 y termina a las 22:30 y puede dedicar las mañanas de 9 a 12 al boxeo, los siete días de la semana. Profesional desde 2013, su ascenso meteórico refleja su estilo en el ring: ofensivo, agresivo y frontal.

Preguntada por sus modelos pugilísticos, le gusta Manny Pacquiao, Oscar Valdez, Alfonso Gómez… y su tarjeta de profesional incluye 22 combates ganados de 24 con 18 por KO y solo dos derrotas. Subcampeona de Europa en 2019, la plata le permitió una plaza en los JJ.OO. de Tokio de 2020 pero cayó en octavos ante la medallista de bronce. Su máximo objetivo, estar en París 2024.

Además también fue condecorada con la Medalla de Bronce al Coraje y Dedicación por la prefectura de París en 2018, al salvar la vida a un inmigrante mauritano, herido por un conductor, aplicándole un torniquete.

‘El Veneno’

El apodo le viene porque “muchos oponentes no querían pelear conmigo porque decían que yo era un ‘veneno’ en el ring” y preguntada por sus referentes femeninos, admite no tener ninguna boxeadora en la que reflejarse “porque muchas tienen su mismo nivel” (sic). De hecho, a falta de boxeadoras lo suficientemente fuertes, Hamadouche solo entrena con hombres. Implacable en los entrenamientos comenta que “Mi ambición es llevar el boxeo femenino a lo más alto” . 

También dirige unas clases de boxeo en los centros de acogida para mujeres maltratadas en un proyecto de acompañamiento de la Policía Nacional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Historias en 50 segundos - Jimmy Hasty
Historias en 50 segundos - Randy Lanier
Historias en 50 segundos – Gino Bartali
Historias en 50 segundos – Deepika Kumari
Historias en 50 segundos – Beryl Swain
Historias en 50 segundos – Jean Maggi
Historias en 50 segundos – Shavarsh Karapetyan
Historias en 50 segundos – Aitor Francesena ‘Gallo’
Historias en 50 segundos – Christy Martin
Historias en 50 segundos – Chris Nikic
Historias en 50 segundos – Wakanoho Toshinori
Historias en 50 segundos – Eddie ‘The Eagle’
Historias en 50 segundos – ‘Baggio’ Husidic
Historias en 50 segundos – Judit Polgár
Historias en 50 segundos – Mo Johnston
Historias en 50 segundos – Laurent Duvernay-Tardif
Historias en 50 segundos – Douae Ouboukir
Historias en 50 segundos – Dale Vince
Historias en 50 segundos – Team Hoyt
Historias en 50 segundos - Los Fantoni
Historias en 50 segundos - Mauro Prosperi
Historias en 50 segundos - Rustam Nabiev

error

Si te ha gustado, ¡comparte esta increíble historia!