SC Tasmania 1900 Berlín. El orgullo de los derrotados

SC Tasmania Berlin

Saliendo de la cuarta división, en la temporada 1965-66 fueron invitados por una cuestión política a ocupar una plaza en la Bundesliga representando a Berlín y acabaron batiendo el récord del peor registro de la historia en la máxima categoría.

Los escasos 827 espectadores que vieron en directo el  SC Tasmania 1900 Berlín contra el Borussia Mönchengladbach que acabó 0-0 en la 19ª jornada de la Bundesliga en el Olympiastadion y que tienen el honor de haber sido la entrada más escasa en un partido de la máxima categoría en Alemania desde su fundación, podrían haber estado cantando «Hemos venido a emborracharnos, el resultado nos da igual» (de la pegadiza canción de Los Inhumanos ‘Alcohol, alcohol, alcohol’).

No sería para menos ya que solamente habían ganado un partido y empatado otro. Y el resto de temporada no variaría para mucho más. El  SC Tasmania 1900 Berlín se convirtió, en la única temporada que estuvo en la primera división alemana, en el equipo con unos registros negativos de récord que todavía ostenta.

Aunque entonces podía ser obvio que el nivel de los jugadores del Tasmania distaba mucho del resto de profesionales de los otros equipos que formaban la recién creada Bundesliga y que, anímicamente quedaron tocados ya que a nadie le gusta perder, con el devenir de los años, las humillantes derrotas y récords negativos se tornaron en orgullo y motivo de distinción y así no quedar borrados de la historia del fútbol alemán.

Pero, más allá de los números y el fútbol, esta es la crónica de una pesadilla que sufrieron unos jugadores atrapados en los movimientos políticos entre el bloque capitalista y socialista tras la construcción del Muro de Berlín desde mediados de agosto de 1965 a finales de mayo de 1966.

Descubre más historias de atletas que han ido a contracorriente, que han roto los esquemas o han superado los obstáculos de la vida a través del deporte

¿Por qué son unos ‘Outsiders’?

Sin apenas tiempo para prepararse para una nueva temporada en la máxima competición, los jugadores del SC Tasmania 1900 Berlín asumieron la responsabilidad de representar a la ciudad ya que los mandatarios así lo habían estipulado.

La ilusión inicial que generó entre la hinchada con la victoria frente al Karlsruhe 2-0 en el Olímpico de Berlín ante 81.500 espectadores se fue diluyendo a lo largo de las jornadas. El Tasmania no levantaba cabeza y los equipos rivales se paseaban seguros de conseguir los puntos del encuentro.

De la noche a la mañana, unos jugadores amateurs de la cuarta división pasaron a tener el título de profesionales. Pero esto no añadía calidad. Ni incorporando a sus filas al veterano Horst Szymaniak (31 años) que había ganado con Inter de Milán la Copa de Europa de 1964 e internacional con Alemania, mejoraron una plantilla que salía temerosa al terreno de juego. Hicieron lo que pudieron.

Horst Szymaniak, flamante fichaje del SC Tasmania 1900 Berlín para disputar su primera y única Bundesliga.

Historias de marineros

Cuenta la leyenda, que en 1890 un grupo de jóvenes, encandilado por las historias que contaban los marineros que realizaban sus estadías vacacionales en tierra sobre un nuevo juego que habían visto en mayo de 1879 en Hobart (capital de Tasmania) entre los miembros del Cricketer’s Club y en el que se daba patadas a un balón, decidieron fundar el Berliner FC Tasmania 1890, precursor del que después, en 1900 se refundó como Rixdorfer FC Tasmania 1900, por hallarse en el barrio de Rixdorfer.

En 1912, el nombre del barrio cambió. Se rumorea que el Rixdorfer se había convertido en un barrio de borrachos y para limpiar su imagen cambiaron el nombre por el de Neukölln y, formando parte más integrada de la ciudad, se autodenominaron Neuköllner SC Tasmania. En 1949 el club adoptó el nombre de SC Tasmania 1900 Berlín hasta julio de 1973, cuando el club se declaró en quiebra al no poder asumir los costes de varios años de promociones fallidas con una deuda de 800.000 marcos alemanes. Su descenso a la Regionalliga de Berlín también le hizo cambiar de nombre para llamarse SV Tasmania 73 Neukölln. Finalmente, en 2011 y tras algunos cambios de nombre por periodos cortos, recuperaron el nombre original: Tasmania Berlín. Ahora compiten en la NOFV-Oberliga Nord, una suerte de quinta división.

El Muro de Berlín y el fútbol

La mañana del 14 de agosto de 1961, Berlín amaneció con una pared que dividía y partía un barrio por la mitad. El día anterior, las autoridades socialistas que controlaban la parte soviética, habían dado la orden de construir un muro para «proteger a sus ciudadanos de las injerencias fascistas».

Entre 1949 (cuando se repartió el país) y 1961, unos tres millones de personas abandonaron la RDA desde la parte oriental de Berlín.​ Solo en las dos primeras semanas de agosto de 1961 emigraron 47.533 personas. Además, para muchos polacos y checos, el Berlín Occidental se convirtió en la puerta de entrada a otros países europeos del bloque capitalista.

Berlín, enclavado en la Alemania Oriental, estaba dividido en cuatro sectores controlados por las potencias ganadoras de la II Guerra Mundial, al igual que toda Alemania. El Berlín Oriental fue declarado capital de la RDA mientras que el Berlín Occidental participaba como estado federado a la RFA. De aquí viene el interés de la DFB de tener un equipo del Berlín Oeste en la Bundesliga, que se había creado en la temporada 1963-64 con 16 equipos y el Hertha de Berlín entre ellos como campeón de la Berliner Stadtliga.

Balón cosido a mano por Adi Dassler de la temporada 1963-64 y firmado por todos los jugadores de la Bundesliga

El Tasmania, junto con el Hertha, el Tennis Borussia Berlin y el Viktoria Berlin, eran los clubes de la ciudad más importantes por volumen de aficionados y potencial deportivo. Pero el ‘Tas’ dominó a principios de los 60 y fue campeón de tres campeonatos de Berlín, en las temporadas 1958-59, 1960-61 y 1963-64 mientras que el Hertha se lo llevó en las de 1961-62 y 1962-63.

La creación de la Bundesliga en 1963 hizo que incorporasen al Hertha por sus éxitos recientes. Ese curso, la temporada 1963-64, el Tasmania ganó la Regionalliga de Berlin y debía disputar la promoción con el Borussia Neunkirchen y el St. Pauli, campeones de sus respectivas ligas regionales. Pero perdieron y se dispusieron a esperar a la nueva temporada.

«Si abro la boca, el Hertha estará hundido mañana»

Todo comenzó en la primavera de 1965 con una declaración un tanto irreflexiva en una reunión en el local del Hertha BSC. Con una ventaja de un punto sobre el penúltimo, el club acababa de salvarse del descenso de la Bundesliga quedando 14º de dieciséis equipos. Esa noche, dos miembros de la junta se enfrentaron al respecto. Hubo violentos intercambios de palabras, después de lo cual el tesorero Herzog amenazó: «Si abro la boca, el Hertha estará hundido mañana». Las palabras llegaron a oídos de la DFB que desde el mes de febrero ya seguía de cerca los libros contables del Hertha. Una auditoría descubrió un déficit de 192.000 marcos por unos pagos de salarios y, automáticamente y por violar un estatuto sobre regulaciones financieras de la Bundesliga, fue excluido de la siguiente temporada. Lo que ocurría era que había muchos jugadores que no estaban dispuestos a mudarse a Berlín y se les pagaban comisiones por debajo de la mesa.

La poderosa editorial Axel Springer, había estado presionando a la Federación para que la plaza que quedaba libre con el descenso del Hertha la ocupase otro equipo de la misma ciudad. El Tennis Borussia Berlín había ganado la Berlin Regionalliga de 1964-65 perdió en su promoción de ascenso, y el segundo clasificado, el Spandauer SV, renunció. El tercer clasificado era el Tasmania.

La nueva Bundesliga reemplazó a las Oberligas existentes tras la II Guerra Mundial

El 25 de junio de 1965, la oficina del Tasmania en Neukölln recibió repentinamente una carta de la DFB, la Federación Alemana de Fútbol. La junta directiva del estamento había programado una ronda de promoción de ascenso adicional, con Karlsruhe (15º en la liga), el Tasmania y dos equipos de promoción, el SSV Reutlingen y el 1.FC Saarbruckeny para el puesto que había dejado el Hertha. El último clasificado, el Schalke 04, bajaba directamente. Un par de semanas más tarde y antes de disputarse los partidos, un veredicto determinó que el Karlsruhe debía descender pero, a petición de los otros clubes de la Bundesliga, se le salvó. Se amplió la tabla a 18 equipos por lo que no era necesario hacer partidos de promoción: el Karlsruhe y el Schalke 04 mantuvieron la categoría y se invitaba al Tasmania a la Bundesliga. El Bayern de Munich, que acababa de ganar su Regionalliga, y el Borussia Monchengladbach por ganar una ronda de ascenso, completaron la tabla a 18 equipos.

Caras sonrientes en la presentación de la plantilla del SC Tasmania 1900 Berlin

Mensaje de socorro

A toda prisa, el SC Tasmania 1900 Berlín se puso manos a la obra para reunir a sus jugadores dispersos al ser periodo de vacaciones. Todos los jugadores compaginaban una profesión, la mayoría en la administración, con defender la camiseta del ‘Tas‘. Debían presentarse ya que los partidos empezaban en dos semanas. Se llamó a sus casas, se dieron voces y se emitieron mensajes por las radios para dar a conocer la noticia.

Se informó a las emisoras austríacas por si había algún jugador en el país vecino, a todas las sucursales de ADAC en Italia y España, se emitieron llamadas de búsqueda y se activaron los puestos de control fronterizo. Los nombres, fotos y números de coche de los jugadores se colgaron en todo tipo de paneles informativos policiales y se pidió la ayuda de las autoridades europeas.

Los dos jugadores clave, por ejemplo, el delantero Wulf-Ingo Usbeck y el central Klaus Konieczka, escucharon en Radio Luxemburgo lo que se había producido y tuvieron que dar la vuelta de inmediato. Otros, de vacaciones en el Báltico, fueron los aficionados que les avisaron cuando los encontraron en el hotel.  

La desastrosa temporada del Tasmania

El Tasmania se reforzó a toda prisa. Incorporó al portero Heinz Rohloff del Hertha, al internacional alemán Horst Szymaniak para dar calidad a la plantilla. El 14 de agosto de 1965 debutaron en la Bundesliga ante el Karlsruhe con 81.500 espectadores en el Estadio Olímpico apoyando a un equipo ‘outsider’.

Pero el siguiente partido recibieron un humillante 5-0 en casa del Borussia Monchengladbach y así siguieron jornada tras jornada durante 31 partidos en los que no conocieron la victoria. De una temporada de 34 partidos, ganaron 2 (el primero y en la jornada 33 contra el Borussia Neunkirchen), empataron 4 y perdieron 28.

El SC Tasmania 1900 Berlín jugó solamente una vez la Bundesliga con unos registros desastrosos pero de los cuales sus aficionados se sienten orgullosos

A finales de noviembre, como se hace habitualmente si el equipo encadena varias derrotas, cambiaron de entrenador: Franz Linken fue sustituido por Heinz-Ludwig Schmidt consiguiendo un empate en el primer partido en el que se sentó en el banquillo.

Estos son los registros negativos que atesora el Tasmania y de los que sus seguidores se sienten orgullosos:

  • Puesto 51 en la tabla histórica de la Bundesliga (de 51 equipos que han participado)
  • 108 goles en contra y 15 a favor
  • Menor cantidad de puntos por temporada: 8 (contando 2 puntos por victoria)
  • Menos victorias en una temporada (2) empatado con el Wuppertaler SV de la temporada 1974-75
  • Más derrotas en una temporada: 28
  • Único equipo de la Bundesliga que no ha ganado un partido como visitante
  • Racha más larga sin victorias: 31
  • Más derrotas como local: 12
  • Más derrotas consecutivas como local: 8
  • Menor cantidad de goles del goleador del equipo: 4, de Wulf-Ingo Usbeck
  • Peor derrota como local: 0-9 ante el Meidericher SV
  • Peor registro de puntos en casa: 7 de 27 posibles
  • Peor entrada de espectadores en un partido de Bundesliga: 827 el 15 de enero de 1966

El portero Heinz Rohloff intenta atajar un balón que acabó en el fondo de la red

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Historias en 50 segundos - Jimmy Hasty
Historias en 50 segundos - Randy Lanier
Historias en 50 segundos – Gino Bartali
Historias en 50 segundos – Deepika Kumari
Historias en 50 segundos – Beryl Swain
Historias en 50 segundos – Jean Maggi
Historias en 50 segundos – Shavarsh Karapetyan
Historias en 50 segundos – Aitor Francesena ‘Gallo’
Historias en 50 segundos – Christy Martin
Historias en 50 segundos – Chris Nikic
Historias en 50 segundos – Wakanoho Toshinori
Historias en 50 segundos – Eddie ‘The Eagle’
Historias en 50 segundos – ‘Baggio’ Husidic
Historias en 50 segundos – Judit Polgár
Historias en 50 segundos – Mo Johnston
Historias en 50 segundos – Laurent Duvernay-Tardif
Historias en 50 segundos – Douae Ouboukir
Historias en 50 segundos – Dale Vince
Historias en 50 segundos – Team Hoyt
Historias en 50 segundos - Los Fantoni
Historias en 50 segundos - Mauro Prosperi
Historias en 50 segundos - Rustam Nabiev

error

Si te ha gustado, ¡comparte esta increíble historia!