Sotiris Kaiafas. El albañil que ganó una Bota de Oro

Sotiris Kaiafas

Se llevó el máximo galardón europeo jugando sobre campos de tierra tras anotar 39 goles y haber pasado por el exilio con la invasión turca de Chipre de 1974

Seguramente a Sotiris Kaiafas se le pasó por la cabeza la espantosa huida que tuvo que hacer junto a miles de compatriotas grecochipriotas unos terribles días de agosto de 1974 cuando, junto a su esposa en 1976 en París, recogía el trofeo de máximo goleador de Europa rodeado de las estrellas mundiales del fútbol del momento.

Pero aún así, el jugador chipriota, sin quererlo y haciendo lo que mejor sabía hacer sobre un terreno de juego, con sus goles instó a France Football, los organizadores de la Bota de Oro, a repensar el criterio de ponderación de las ligas para designar al máximo goleador. A pesar suyo, ya que la siguiente temporada fue excluido del podio de honor aunque había anotado 44 goles.

Ese año, el espíritu amateur de campos de tierra había vencido a los jugadores millonarios de las grandes ligas. Nadie le podrá discutir eso. Y lo había hecho con el espíritu de la clase trabajadora que fundó el Omonia (concordia en griego), el único club en el que jugó toda su vida.

Si el destino se empeña en torcer las cosas, siempre hay una recompensa al final por el esfuerzo realizado.

Sotiris Kaiafas vestido con la camiseta del Omonia que defendió durante 17 temporadas

Descubre más historias de atletas que han ido a contracorriente, que han roto los esquemas o han superado los obstáculos de la vida a través del deporte

¿Por qué es un ‘Outsider’?

Nació el 1949 en la pequeña población grecochipriota de Mia Milia, al noreste de Nicosia, capital de la isla de Chipre, que en 1973 tenía poco más de mil habitantes de esa comunidad. Tras la invasión del ejército turco, la creación de la República Turca del Norte de Chipre y la anexión de varias ciudades pasó a llamarse Haspolat y en el último censo la población es totalmente turcochipriota.

Sotiris Kaiafas no fue ajeno a los disturbios y guerra civil que enfrentó a las dos comunidades por el control de la isla ya que afectó a su vida y la de su familia. En 1974 y en el apogeo de su carrera futbolística tuvo que tomar la drástica decisión de salir del país por miedo a las represalias ya que las posiciones de ambos bandos se radicalizaron y él ya era una figura muy conocida del deporte chipriota.

Considerado un ‘One Club Man’ por haber pasado toda su carrera deportiva en el Omonia (1967-1984), vigente campeón de liga, Kaiafas disputó durante 17 temporadas un total de 405 partidos con la camiseta blanca y verde y anotó 263 goles. Ganó nueve veces la liga chipriota y se convirtió en una leyenda del club. El grupo de aficionados más radicales del Omonia se llama ‘Gate 9’ en honor al número que lucía en la espalda.

Además, el carácter semi amateur de la competición hacía que los jugadores tuvieran que compaginar el deporte con un oficio: era albañil y aunque gozó de un status de jugador profesional desde que ganó la Bota de Oro, durante sus primeros años de futbolista no se libró de tener que trabajar en la construcción para vivir.

Un jugador humilde que inscribió su nombre en 1976 a la lista donde también aparecen Van Basten, Diego Forlán, Totti, Jardel, Luis Suárez, Messi, Immobile, Thierry Henry o Hristo Stoichkov y que, después, volvió a su isla y siguió marcando para su Omonia.

‘One Club Man’

Kaiafas empieza a jugar al fútbol en el club de Mia Milia, el Proodos y a los 16 años entra en el AC Omonia en las categorías inferiores. Dos años después, en 1967, hace el salto al equipo senior y su irrupción en el fútbol chipriota fue espectacular. Antes de que subiese al primer equipo, el Omonia solamente había ganado dos campeonatos nacionales. A partir de la temporada 1971-72 el club experimentará una década dorada con los goles de Kaiafas junto con otros buenos jugadores locales como Leonidou, Efthymiades y Stylianou.

Entre 1971 y 1979, el Omonia levantará siete títulos de liga consecutivos y Sotiris será el máximo goleador de la competición en la temporada 1971-72 (12), 1973-74 (20), 1975-76 (39), 1976-77 (44), 1978-79 (28). En la 1979-80 marcará 23 goles pero no conseguirán ser campeones. Los últimos cuatro años en que Kaiafas vestirá la camiseta del Omonia, el club volverá a ser campeón: de la 1980-81 a la 1983-84. En la 1980-81 anotará 14 goles y en la 1981-82, 19.

Soldados turcos en la invasión de Chipre

La operación ‘Atila’

La geopolítica pudo truncar la vida deportiva de Kaiafas. En 1967 se había producido en Grecia un golpe de estado que dio paso al periodo conocido como la Dictadura de los Coroneles. En Chipre, el máximo gobernante y primer presidente del país después de la salida de los ingleses como gobernadores de la isla, era el arzobispo Michaíl Christodulu Muskos, Makarios III. En 1973, el cambio de un general en Atenas por otro más anticomunista, hizo que aumentaran los recelos hacia Makarios III. Lo acusaban de tener una tendencia izquierdista próxima al comunismo y contrario a la Enosis (movimiento grecochipriota que quería la unión de Chipre a Grecia).

El 15 de julio de 1974, un grupo armado denominado Guardia Nacional de Chipre, apoyado por los generales griegos, realiza un golpe de estado y derroca a Makarios III. Turquía se pone en alerta y envía varios destacamentos de su ejército al día siguiente para defender a la comunidad turcochipriota. Además, el gobierno de Ankara, temía que Grecia acabase anexionándose la isla. La ocupación turca alcanza un 38% de la isla, se concentra en el norte de Nicosia y en la población de Kyrenia y fue denominada ‘Operación Atila’. La invasión dura hasta el 20 de agosto y acaban por fundar la República Turca del Norte de Chipre reconocida solamente por Turquía pero a todos los efectos pertenece a Chipre y dividida por la ‘Linea Verde’ auspiciada por la ONU. Makarios se exilió a Londres el día siguiente del golpe de estado pero volvió el 7 de noviembre del mismo año para seguir dirigiendo el país. Mientras estuvo fuera, el gobierno fue dirigido por un títere de los coroneles griegos, Nikos Sampson.

Makarios III firmando los acuerdos de independencia de Chipre

Repercusiones futbolísticas

Trasladado todo este entramado geopolítico al fútbol, el AC Omonia fue fundado el 1948 como escisión del APOEL FC (Athletikos Podosferikos Omilos Ellinon Lefkosias) por varios futbolistas que no vieron bien la posición contraria del club contra los comunistas durante la guerra civil griega. Desde entonces, el APOEL agrega aficionados de derechas y el Omonia de izquierdas.

Hasta 140.000 grecochipriotas huyeron del norte de la isla, entre ellos Sotiris, mientras que unos 50.000 turcochipriotas se trasladaron desde el sur. Las atrocidades afectaron a todos: el ejército turco persiguió a los griegos y el grupo de extrema derecha EOKA-B que había generado el golpe de estado, a los turcos. Esta explosión política se extendió naturalmente al deporte. Tras el golpe, la dirección de APOEL envió un mensaje de felicitación a Sampson. Para los seguidores del Omonia, todos los del APOEL eran traidores y golpistas. Para los fanáticos del APOEL, los del Omonia eran los comunistas que adoraban a la Unión Soviética.

Ciudadanos grecochipriotas ‘invitados’ a salir de sus casas por el ejército turco

El exilio

Como muchos grecochipriotas, el niño maravilla de Omonia, se vio envuelto en la violencia. Durante el verano de 1974, su aldea de Mia Milia fue invadida, lo que lo obligó a embarcarse junto con sus compatriotas en un viaje incierto.

Volver a Grecia hubiera sido lo habitual para un ciudadano grecochipriota pero su pasado en el Omonia, un club considerado comunista, podía acarrearle problemas. Deambuló varios meses por varios países hasta recalar, inexplicablemente, en Sudáfrica. Permaneció allí durante un año a expensas de los acontecimientos que sucedían en Chipre. No olvidó mantenerse en forma siempre con la idea de volver y se sabe que siguió jugando al fútbol aunque no se tiene constancia en que equipo amateur lo hizo.

Sotiris Kaiafas muestra la Bota de Oro de 1976 a Makarios III

Bota de Oro

El AC Omonia se coronó campeón en 1974-75, y cuando Kaiafas regresó la temporada siguiente, volvió con muchas ganas tras su periplo en el exilio. Recuperó el tiempo perdido: anotó 39 goles esa temporada, ganando la liga y la Bota de Oro europea. La racha ganadora de títulos de Omonia no se rompería hasta 1980.

La Bota de Oro no cambió para nada a Kaiafas ni los títulos de ‘Deportista del Año’ en 1976 y 1978 y reconoce que fue «uno de los días más felices de mi vida«. Lo que sí cambió fue el criterio de France Football que volvería años después a reestructurarse la valoración según la liga en la que se jugaba cuando en 1991 la federación chipriota protestó ya que un jugador de su liga había anotado 40 goles y no le habían concedido la Bota de Oro, seis más que Darko Pancev del Estrella Roja. Entre 1991 y 1996 Adidas, patrocinadora del evento, siguió entregando la Bota al máximo goleador sea cual fuera la liga en la que jugaba. A partir de 1996, la European Sports Media hace las valoraciones y entrega el trofeo.

Los aficionados del Ajax también recordarán como Kaiafas les endosó dos goles en el partido de vuelta de la Copa de Europa de la temporada 1979-1980 cuando les ganaron en Chipre por 4-0. En el partido de ida, los holandeses habían endosado un 10-0 que ya daba la eliminatoria por decidida. En la ronda anterior, había marcado cuatro goles a los Red Boys de Luxemburgo en el 6-1 definitivo lo que le valió ostentar el tercer puesto de máximo goleador de la Copa de Europa esa temporada.

Con la selección chipriota jugó 17 partidos y anotó 2 goles. Kaiafas se retiró del fútbol en mayo de 1984 y su final deportivo coincidió con la decadencia del Omonia en la liga de Chipre.

Un comentario sobre “Sotiris Kaiafas. El albañil que ganó una Bota de Oro”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Historias en 50 segundos - Jimmy Hasty
Historias en 50 segundos - Randy Lanier
Historias en 50 segundos – Gino Bartali
Historias en 50 segundos – Deepika Kumari
Historias en 50 segundos – Beryl Swain
Historias en 50 segundos – Jean Maggi
Historias en 50 segundos – Shavarsh Karapetyan
Historias en 50 segundos – Aitor Francesena ‘Gallo’
Historias en 50 segundos – Christy Martin
Historias en 50 segundos – Chris Nikic
Historias en 50 segundos – Wakanoho Toshinori
Historias en 50 segundos – Eddie ‘The Eagle’
Historias en 50 segundos – ‘Baggio’ Husidic
Historias en 50 segundos – Judit Polgár
Historias en 50 segundos – Mo Johnston
Historias en 50 segundos – Laurent Duvernay-Tardif
Historias en 50 segundos – Douae Ouboukir
Historias en 50 segundos – Dale Vince
Historias en 50 segundos – Team Hoyt
Historias en 50 segundos - Los Fantoni
Historias en 50 segundos - Mauro Prosperi
Historias en 50 segundos - Rustam Nabiev

error

Si te ha gustado, ¡comparte esta increíble historia!